fbpx

MATERNIDAD A LOS 40, MITOS Y REALIDAD

Hoy en día una mujer a los cuarenta años está en uno de sus mejores momentos.

Habitualmente suele contar en esta etapa de su vida con una estabilidad laboral, económica, emocional y un buen estado de salud. Esto hace que cada vez más mujeres pospongan la maternidad a esta edad.

Todos conocemos a alguien con 40 años que se ha quedado embarazada de forma espontánea y ha tenido un embarazo sin problema. Por eso, existe la falsa idea de que no hay problemas para conseguir un embarazo entre los 40 y 45 años, pero no es más que eso, una falsa idea.

Las técnicas de reproducción han evolucionado mucho en los últimos años y esto hace que podamos conseguir embarazos que antes eran inviables, pero hay que tener en cuenta la forma de conseguirlos.

“A LOS 40, LA CANTIDAD Y CALIDAD DE ÓVULOS HA DISMINUIDO CONSIDERABLEMENTE.”

Por mucho que nuestra esperanza de vida se haya incrementado, lo que no se ha modificado es la biología. Hay algo que es un hecho y que no podemos negar, la reserva ovárica (cantidad de óvulos), a los 40 años ha disminuido de forma considerable y también lo ha hecho la calidad de los óvulos, muchos de los cuales provocan alteraciones a nivel de la información genética.
Estos dos hechos hacen que conseguir un embarazo que evolucione adecuadamente no sea tan sencillo. Además, tampoco podemos olvidar que no somos una especie eficiente a nivel reproductivo y que sólo un 30% de los embriones que se producen de forma espontánea darán lugar a embarazos y un 15% de los cuales terminará en aborto.

¿Todo esto quiere decir que no podremos conseguir un embarazo a partir de los 40 años?

No, pero debemos tener claras cuáles son nuestras opciones. Si tras seis meses de intento de forma espontánea no hemos conseguido un embarazo, lo recomendable sería acudir a una unidad de reproducción humana asistida.

En función de cuál sea nuestra reserva ovárica podremos plantearnos realizar un ciclo de FIV/ICSI (fecundación in vitro con microinyección intracitoplasmática) con algunas posibilidades de conseguir embarazo.

La realidad es que la mayor parte de las mujeres que consiguen embarazo con más de 40 años lo hacen mediante donación de óvulos. El motivo es que en los ciclos de donación se utilizan óvulos de mujeres jóvenes, lo que nos asegura una cantidad y calidad adecuadas.

Otra opción, si tenemos intención de retrasar la maternidad, es congelar los propios ovocitos, mediante vitrificación, con menos de 35 años, límite a partir del cual la calidad ovocitaria se deteriora más rápidamente. Es una forma de preservar nuestra fertilidad.

En todo caso, es importante que tengamos a nuestra disposición una información verídica y adecuada para poder tomar decisiones importantes como es el momento de la maternidad.

Sí se puede ser madre a partir de los 40 años de forma natural, aunque los tratamientos de reproducción asistida como la donación de óvulos o la preservación pueden ayudarnos a conseguirlo de forma más rápida y segura. También debemos tener en cuenta que un embarazo a partir de los 40 años supone un incremento de riesgos durante la gestación, factores todos ellos que hay que tomar en consideración antes de dar el paso.

Leave a Comment

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH