Síntomas del embarazo

Síntomas del embarazo

Comúnmente las mujeres comienzan a experimentar los síntomas del embarazo aproximadamente en la semana seis. Sin embargo, cada cuerpo es diferente por lo que estas señales pueden experimentarse en diferentes etapas o distintos grados o incluso distinto entre dos embarazos.

Las variaciones entre una mujer y otra son amplias. Por ejemplo, una futura madre puede vivenciar todos los síntomas tradicionales, solo unos de estos o ninguno en lo absoluto.

Síntomas normales del embarazo

Para que tengas una idea mucho más clara de cuáles son las sensaciones o señales de un embarazo, te detallamos algunos de los signos y síntomas de embarazo más comunes:

Ausencia de la menstruación

Cuando tu ciclo menstrual se retrasa una semana o más, existe la posibilidad de que estés embarazada. Esta es una de las principales señales, pero debes tener en cuenta que puede ser ocasionada por diversas razones.

El retraso puede deberse a que tu ciclo menstrual es irregular, al uso de pastillas anticonceptivas, o a algunas afecciones de salud como el síndrome de ovarios poliquísticos, la diabetes, los trastornos en la alimentación y a ciertos medicamentos.

En este caso lo más recomendable es que acudas a tu médico de cabecera.

Sangrado leve

De acuerdo con las estadísticas, un 25% de las futuras madres presentan un ligero sangrado de color claro, en comparación al sangrado menstrual estándar.

Este manchado normalmente se experimenta cuando el óvulo fertilizado es implantado, es decir, entre los seis y doce días después de ocurrida la concepción. Sin embargo, también puede ocurrir durante el primer trimestre embarazo.

Mamas sensibles o hinchadas

Esta señal de embarazo puede aparecer una o dos semanas después de haber concebido al bebé.

Las mujeres suelen sentir una sensación de hormigueo o cosquilleo en las mamas, o incluso algo de dolor, esto se debe a los cambios hormonales que se producen en el cuerpo.

Además, las mamas también pueden sentirse más grandes y con mayor peso.

Fatiga, cansancio o mucho sueño

Este es otro de los síntomas de estar embarazada. La mayoría de las féminas sienten cansancio o fatiga al comienzo del embarazo, causado por la producción de grandes cantidades de la hormona conocida como progesterona. Esta hormona contribuye con el desarrollo de la gestación, y también impulsa el crecimiento de las glándulas encargadas de producir leche en las mamas.

Por otro lado, también se debe tener en cuenta que, durante el embarazo, el cuerpo de las mujeres bombea mayor cantidad de sangre para transportar nutrientes al feto. Todo esto contribuye a que las embarazadas sientan fatiga y mucho sueño, incluso desde la primera semana de la concepción.

Náuseas con o sin vómitos

Las náuseas son uno de los síntomas más comunes, y pueden comenzar a experimentarse en cualquier instante durante la semana dos y ocho del embarazo. De hecho, pueden continuar presentándose durante los nueves meses de gestación.

Son comúnmente llamadas “náuseas matutinas”, pero pueden suceder o presentarse a cualquier hora del día.

Por otro lado, en algunas ocasiones las náuseas pueden venir acompañadas de vómito.

Dolor de cabeza

Entre los síntomas de embarazo en los primeros días, tenemos los dolores de cabeza.

A causa del embarazo, las hormonas aumentan de manera repentina y esto puede llegar a generar dolores de cabeza al comienzo del periodo de gestación.

Si te pasa, intenta descansar más y aumentar la ingesta de líquidos.

Antojos o aversión a la comida

A lo largo del embarazo se pueden experimentar antojos o rechazos por algún tipo de alimento. De hecho, puedes sentir de manera repentina el deseo de comer algo que usualmente no consumes; o rechazar una comida que normalmente era tu favorita.

Mientras estás embarazada puedes volverte mucho más sensible a los aromas y olores, y esto influye en tu sentido del gusto. Estos cambios se deben, como la mayoría de los síntomas, a los cambios hormonales que tu cuerpo experimenta.

Cambios bruscos en tu estado de ánimo

Los cambios repentinos de ánimo pueden ocurrir a lo largo de todo el periodo de gestación, ocasionados por los cambios hormonales.

Esto puede ocurrir desde el inicio, los cambios de ánimos son unos de los síntomas de embarazo a las 2 semanas aproximadamente.

Micción con mayor frecuencia

Mientras estés embarazada puedes experimentar con una frecuencia mucho mayor, la necesidad de orinar.

Durante las primeras semanas del embarazo, en tu organismo se genera una hormona conocida como gonadotropina coriónica humana, la cual incrementa el flujo de la sangre en el área pelviana, provocando de esta forma que sientas la necesidad de vaciar tu vejiga con mayor frecuencia. 

Síntomas del embarazo menos comunes

Otros de los síntomas que puedes experimentar en el primer trimestre embarazo, pero que no son tan comunes, son los siguientes:

Inflamación o pesadez abdominal

Otras de las consecuencias de los cambios hormonales es el aumento de flujo sanguíneo a nivel de la pelvis y abdomen. También aumenta el tamaño del útero y existen cólicos o contracciones uterinas cuando crece el embrión que pueden provocar que te sientas pesada o inflamada, muy parecido a la misma sensación que se presenta cuando inicia un ciclo menstrual.

Calambres uterinos

Aunque no son muy frecuentes, es posible que también experimentes calambres leves a nivel del útero. Esto sucede especialmente durante los primeros días del embarazo.

Congestión nasal

Cuando los niveles de hormonas y la generación de sangre aumentan, puede ocurrir una inflamación de las membranas mucosas de tu nariz. Estas también se pueden secar y sangran con facilidad.

Todo esto puede provocar que tu nariz se tape o gotee.

Estreñimiento

Debido a los cambios hormonales, tu sistema digestivo se puede volver más lento provocando estreñimiento.

Muchos de estos síntomas pueden presentarse por causas diferentes a un embarazo, por lo que debes acudir a tu médico de confianza lo antes posible.

¿Cuándo empiezan los síntomas de embarazo?

Como lo mencionamos en un principio, el cuerpo de cada fémina es muy diferente a los demás por lo que algunas pueden presentar ntomas del embarazo a los primeros días después del coito, alrededor de los 7 días luego de la ovulación que es cuando ocurre la implantación, después de varias semanas o no presentar señales o síntomas en lo absoluto.

En caso de que experimentes algún signo o sensación que no identifiques como habitual, y que esté estrechamente vinculado con un posible embarazo, debes validar tu estado con tu ginecólogo u obstetra.

×