INSEMINACIÓN ARTIFICIAL CONYUGAL

IAC – Inseminación Artificial Conyugal

¿Tu pareja y tú os estáis planteando la aventura de la paternidad? ¿Has considerado la posibilidad de someterte a un tratamiento de inseminación artificial conyugal, es decir, con el semen de tu pareja, y quieres saber en qué consiste exactamente el proceso?

Te contamos en qué casos está recomendado este tratamiento y cuáles son sus fases para que puedas empezar a familiarizarte con esta técnica de reproducción y disipar algunas dudas iniciales que puedas tener a título informativo. No obstante, será el estudio y el diagnóstico de tu caso el que nos dirá si realmente este tratamiento es el que más te conviene y siempre estaremos a tu lado para orientarte y llevarte de la mano a lo largo de todo el proceso.

Qué es la inseminación artificial conyugal

Qué es la inseminación artificial conyugal

Inseminación artificial conyugal

La inseminación artificial es un tratamiento de reproducción que consiste en la introducción de espermatozoides de una forma no natural en el aparato reproductor de la mujer con el objetivo de conseguir un embarazo. Para ello, la paciente ha de tener la capacidad de ovular espontáneamente o mediante tratamiento y al menos una trompa de Falopio útil. Según el caso, el tratamiento podrá realizarse con el semen de la pareja o con un donante.

Centrándonos en la inseminación artificial conyugal (IAC), con el semen de la pareja, la modalidad más empleada es la inseminación intrauterina, que suele combinarse con la administración de fármacos que favorecen el desarrollo de los folículos ováricos.

¿Esto qué quiere decir? Que si la inseminación artificial conyugal es la técnica que más te conviene, previamente recibirás un tratamiento que nos ayudará a garantizar la ovulación para tratar posibles defectos del ciclo espontáneo o para aumentar el número de óvulos que puedan resultar fecundados. Periódicamente, te realizaremos ecografías y análisis de sangre para controlar la respuesta al tratamiento y, llegado el momento oportuno, cuando las pruebas así lo aconsejen, te administraremos una medicación para inducir la ovulación.

El proceso de la inseminación artificial conyugal

El proceso de la inseminación artificial conyugal

Inseminación conyugal

En los días siguientes a la inducción de la ovulación, será el momento de realizar el tratamiento de la inseminación artificial propiamente dicho.  En este caso de la inseminación conyugal, tu pareja deberá obtener una muestra seminal que procesaremos en el laboratorio con el fin de seleccionar los espermatozoides más útiles y eliminar la parte sobrante del semen.

El tratamiento de la inseminación artificial se realiza directamente en la consulta. Para que te hagas una idea, el procedimiento es muy similar a cuando te realizas una citología rutinaria, sólo que en este caso lo que se hace es introducir a través del cuello del útero un fino tubo de plástico blando para depositar en el útero el pequeño volumen de líquido que contiene los espermatozoides previamente seleccionados de la muestra seminal de tu pareja.

Es un procedimiento rápido y completamente indoloro que no requiere de hospitalización ni anestesia. En el mismo día podrás irte a casa y hacer vida normal, aunque sí te recomendamos que te lo tomes con calma y que evites hacer grandes esfuerzos.

Qué pasa si no hay embarazo tras una inseminación artificial

Qué pasa si no hay embarazo tras una inseminación artificial.

opciones tras la inseminación

Con la inseminación artificial conyugal lo que se pretende es conseguir un embarazo de la forma más natural posible, pero debes tener en cuenta que nadie te puede garantizar un 100% de posibilidades de éxito. Ante todo, debes relajarte y tener paciencia.

Si tras el primer intento no hay embarazo, transcurrido un plazo de unos dos meses puedes realizarte un segundo ciclo. El máximo que recomendamos es de tres ciclos con intervalos de dos meses para permitir la recuperación ovárica entre un tratamiento y el siguiente.

Si en el caso de agotar estos tres ciclos no se ha conseguido el embarazo, será el momento de valorar otras opciones de tratamientos, como pueda ser la fecundación in vitro. En cualquier caso, siempre te guiaremos para determinar tus alternativas en cada momento y prepararte tanto física como emocionalmente a cada paso, ya que nos implicamos de principio a fin en cada etapa de este camino tan emocionante que has decidido emprender para ser madre.

¿Estais interesados en la inseminación artificial conyugal?

Pídenos cita sin compromiso. Nuestro equipo médico está a tu entera disposición.

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH