fbpx

Inseminación Artificial con Donante

IAD – Inseminación Artificial con Donante

¿Te estás planteando ser madre y quieres saber más sobre el tratamiento de la inseminación artificial con donante por si es una opción que te interesa valorar? Te contamos en qué consiste exactamente esta técnica de reproducción, cómo es el proceso y en qué casos es el tratamiento más indicado para que puedas aclarar las primeras dudas que puedas tener.

Qué es la inseminación artificial con donante

Qué es la inseminación artificial con donante

Básicamente, el proceso de la inseminación artificial con donante es el mismo que el de la inseminación artificial conyugal, solo que en este caso y, en base a diferentes motivos previamente determinados, se recurre al semen de un donante para conseguir el embarazo.

Esta técnica consiste en la introducción de espermatozoides de forma no natural en el aparato reproductor de la mujer con la finalidad de conseguir un embarazo. Para poder considerar esta alternativa de reproducción asistida y con independencia de que el semen proceda de la pareja o de un donante, la mujer debe tener  al menos una trompa de Falopio útil y la capacidad de poder ovular por sí misma o con ayuda de un tratamiento, como te explicamos a continuación.

Por qué recurrir a un donante para la inseminación

Por qué recurrir a un donante para la inseminación

En casos de parejas de mujeres homosexuales o si se apuesta por la maternidad en solitario, la inseminación artificial con donante es la primera opción de reproducción asistida.

No obstante, en casos de parejas heterosexuales, recurrir a un donante es también la alternativa más viable para conseguir un embarazo por distintos tipos de motivos y problemas de fertilidad que previamente habrá que diagnosticar, como son los siguientes:

  • Azoospermia o ausencia completa de espermatozoides en el eyaculado e imposibilidad de obtener espermatozoides útiles procedentes de testículo o de la vía seminal
  • Causas masculinas severas no resueltas con fecundación In vitro/ICSI
  • Ciertos trastornos genéticos del varón, cuya transmisión a la descendencia sea probable y no evitable mediante procedimientos de diagnóstico destinados a la selección embrionaria
  • Sensibilización grave de la mujer frente al factor Rh, que haya producido pérdida de gestaciones anteriores y que no pueda ser tratada por otros procedimientos

En todos estos casos, entre otros, la inseminación artificial con donante será el tratamiento más indicado por regla general. A partir de ahí, siempre dependerá de cada caso particular.

El proceso de la inseminación artificial con donante

El proceso de la inseminación artificial con donante

Al igual que en el caso de la inseminación artificial conyugal, la modalidad más empleada en la inseminación con donante es la intrauterina, técnica que frecuentemente suele combinarse con un tratamiento de tipo farmacológico para favorecer el desarrollo de los folículos ováricos y, con ello, compensar posibles problemas de ovulación o aumentar el número de óvulos.

La respuesta al tratamiento de estimulación se te controlará mediante ecografías periódicas y análisis de sangre de forma que, cuando las pruebas así lo aconsejen, podamos determinar que es el mejor momento para realizar el tratamiento de la inseminación propiamente dicha.

La inseminación se realizará en los siguientes días, en este caso depositando directamente los espermatozoides del donante en tu aparato reproductor. Con respecto a la donación, puedes tener una absoluta tranquilidad a todos los niveles, ya que el semen utilizado procede siempre de un banco de semen debidamente acreditado, está conservado mediante congelación, reúne los requisitos establecidos por la ley y su selección se realiza en base a criterios muy precisos.

El tratamiento se te realizará en la misma consulta, ya que el proceso es rápido, indoloro y no necesita hospitalización. En el mismo día podrás irte a casa y hacer vida normal, aunque sí te recomendamos que te lo tomes con calma y no realices grande esfuerzos.

Qué pasa si no se consigue el embarazo

Qué pasa si no se consigue el embarazo

Nos gustaría poder darte todas las garantías de éxito, pero queremos ser muy honestos contigo. Es importante que tengas muy en cuenta que, cuando hablamos de cualquier técnica de reproducción asistida, nadie puede garantizarte que vayas a conseguir el embarazo.

Ante todo, deberás estar segura del camino que has emprendido con el objetivo de ser madre y armarte de paciencia, ya que el estrés no será precisamente tu mejor aliado. No obstante, estaremos a tu lado para apoyarte tanto física como emocionalmente y valorar tus alternativas en cada momento del proceso.

Si tras el primer intento con la inseminación artificial con donante no hay embarazo, dejaremos pasar un plazo de dos meses antes de realizarte un segundo ciclo. ¿Por qué hay que dejar pasar este tiempo? Porque es el tiempo recomendado para permitir la recuperación ovárica y poder realizar de nuevo todo el proceso con las máximas posibilidades de éxito.

Nuestra recomendación es de un máximo de tres ciclos. Si en el caso de realizar estos tres ciclos el embarazo no se ha conseguido, será el momento de valorar otro tratamiento, como la fecundación In vitro. Lo importante es que sepas que estaremos a tu lado para ayudarte y orientarte a cada paso pensando siempre en tu bienestar y en tu deseo de ser madre.

¿La Inseminación mediante un donante te interesa?

Pídenos cita sin compromiso. Nuestro equipo médico está a tu entera disposición.
¡LLÁMANOS!

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH