VITRIFICACIÓN

VITRIFICACIÓN

¿Te has preguntado qué ocurre con las muestras de semen, los óvulos o los embriones resultantes después de un tratamiento de reproducción asistida? Te contamos en qué consiste la técnica de la vitrificación y con qué objetivos se utiliza en la reproducción asistida.

Qué es la vitrificación y para qué está indicada

Qué es la vitrificación y para qué está indicada

vitrificación

La vitrificación es una técnica que consiste en la congelación de tejido o células para preservarlos para su uso en el futuro. Esta técnica se utiliza en la reproducción asistida para congelar y almacenar muestras de semen, óvulos y los embriones viables que han después de la transferencia inicial de embriones frescos, es decir, después de una fecundación in vitro.

Es una técnica indicada para preservar esas muestras de cara a su futuro uso, bien por la misma mujer o la misma pareja o bien para su donación. Para que te hagas una mejor idea, los embriones resultantes después de realizar un ciclo de fecundación in vitro se pueden guardar para hacer un nuevo intento de paternidad en el futuro, se pueden donar para otras mujeres u otras parejas o se pueden donar para investigación. Para garantizar la adecuada conservación de estos embriones es para lo que se recurre a la técnica de la vitrificación.

La vitrificación es una técnica de congelación ultra rápida que reemplazó a la técnica de congelación lenta utilizada antes de la introducción de esta nueva técnica. Las tasas de supervivencia se han incrementado desde la introducción de la vitrificación y se han conseguido mayores tasas de embarazo en transferencias de embriones congelados.

El proceso de vitrificación en la reproducción asistida

El proceso de vitrificación en la reproducción asistida

vitrificación

¿Tienes curiosidad por saber cómo se desarrolla este proceso? La vitrificación es el proceso de congelación de la célula en un sólido parecido al vidrio pero que está libre de cualquier formación de cristales. Para ello, añadimos un crioprotector para que los cristales de hielo no se formen. Esto es de gran importancia en la embriología porque la formación de cristales de hielo puede dañar las células o embriones congelados y con esta técnica lo evitamos.

Los embriones pueden ser congelados en la etapa pro nuclear (cuando son solo una célula) o en cualquier fase posterior. Generalmente, los embriones se vitrifican en el estadio de blastocisto, es decir, en el día 5 después de la fecundación.

¿Consideras la vitrificación una alternativa?

Pídenos cita sin compromiso. Nuestro equipo médico está a tu entera disposición.

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH